• banner1 svi
  • banner2 svi
  • banner3 svi

Breve reseña

El día 25 de Junio de 1984 en el Hospital Vargas de Caracas, un grupo de prestigiosos infectólogos se reunieron para crear una asociación Científica Cultural sin fines de lucro, así nace la Sociedad Venezolana de Infectologìa.
 
La primera Junta Directiva fue presidida por el Dr. Raúl Istúriz (años 1984-1986) siendo reconocida la especialidad por la Federación Médica Venezolana en asamblea realizada en la ciudad de Mérida por iniciativa del Dr. Iván Brito. 
 
Posteriormente a esta primera Junta Directiva, la SVI ha contado con una variedad de equipos de trabajo presididos por los siguientes infectólogos: Dr. Manuel Guzmán Blanco, Dr. Jaime Torres, Dr. Alejandro Mondolfi, Dr. Pedro Navarro, Dr. Belisario Gallegos, Dra. Zenaida Castillo, Dr. Antonio Ríos, Dr. José Antonio Suárez, Dr. Mario Comegna y Dra. Carolyn Redondo, Dra. María Eugenia Landaeta, Dra Ana María Cáceres, Dr. Francisco Valery, Dr.Napoléon Guevara , Dra. Elia Sánchez y actualmente la Dra Krisel Contreras
Actualmente la SVI posee una Junta Directiva, 362 miembros hasta el presente y comisiones de trabajo en àreas de Áreas de Epidemiología-Salud-Prevención, Infecciones Tropicales, Bacterianas, Virales, Micóticas, Asociadas a la Prestación de Salud y VIH-SIDA/ITS y su sede está ubicada desde el año 2001 en la Torre Maracaibo en la Avenida Libertador. Se han creado 10 filiales desde su fundación: Anzoátegui,Aragua, Carabobo, Centro-Occidental, Guayana,Monagas, Nor-oriental, Mérida, Táchira y Zulia. 
Hasta el momento existen 9 residencias de Postgrado de Infectología en el país, cuyas sedes corresponden a los hospitales: en el área de infectología de adultos, Hospital Universitario de Caracas, Hospital Vargas, Hospital Militar Carlos Arvelo en Caracas y en Valencia, en la ciudad hospitalaria Enrique Tejera y Dr. Oswaldo Briceño. El área de infectología pediátrica tiene como sede el Hospital de Niños JM de los Ríos, el Hospital Universitario de Caracas y el Hospital Agustín Zubillaga en Barquisimeto.
La SVI cuenta hoy en día con una alta calidad humana y científica de sus miembros, que garantiza su permanencia y vigencia en el futuro.